Bandera de los Estados Unidos
Sitio Web Oficial del Departamento de Seguridad Nacional

Denuncie Crímenes: Llame al 1-866-DHS-2-ICE

mobile search image

Carta de la Oficina de Detención y Deportación para el Público Estadounidense

Septiembre 12, 2019

Carta de la Oficina de Detención y Deportación para elPúblico Estadounidense

Para: El público estadounidense
De: Los directores de las oficinas de campo, Oficina de Detención y Deportación (ERO, en inglés), Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, en inglés)

A lo largo del país, un debate nacional sobre la política migratoria estadounidense actual y futura está cobrando cada vez más fuerza. Como los directores de campo para la Oficina de Detención y Deportación (ERO, por sus siglas en inglés) del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés), supervisamos los despachos que hacen cumplir las leyes migratorias en el interior de Estados Unidos —y queremos dejar las cosas claras.

Los oficiales de ICE son agentes policiales federales juramentados que hacen cumplir las leyes migratorias de Estados Unidos creadas por el Congreso para mantener a este país seguro. Como tales, nos preocupa grandemente cuando grupos de defensa, ciudadanos y políticos comparten y apoyan información incorrecta y engañosa sobre nuestra misión que es una parte vital de la seguridad nacional y la seguridad ciudadana. Estos conceptos erróneos pueden conducir a la violencia, la cual pone a transeúntes, extranjeros indocumentados y agentes policiales en peligro. Este verano, dos instalaciones de ICE —el Centro de Detención del Noroeste en Tacoma, Washington y la oficina de campo de ERO en San Antonio, Texas— fueron objetivos de tiroteos ilegales. La transparencia y la información precisa son necesarias para construir confianza y fomentar la colaboración fructífera y continua en comunidades a través de Estados Unidos—y deben pasar a ser la base del diálogo civil y de los legisladores mientras ellos intentan abordar la crisis de seguridad fronteriza.

ICE efectúa arrestos focalizados todos los días; ICE no efectúa arrestos al azar

ICE no efectúa arrestos ni operaciones al azar, y tampoco establece bloqueos ni puestos de control. El uso de estos términos evoca imágenes de acciones policiales indiscriminadas realizadas sin causa probable. Nada puede estar más lejos de la verdad. ICE focaliza sus recursos limitados al dirigirse, ante todo, contra aquellos que presentan la mayor amenaza para la seguridad ciudadana y la seguridad fronteriza —y nuestros oficiales efectúan arrestos todos los días. ICE no se dirige contra extranjeros indocumentados indiscriminadamente; la agencia realiza investigaciones y recopila inteligencia sobre individuos específicos y ellos son sus objetivos durante operaciones de control migratorio basándose solamente en sus violaciones de leyes federales. Los objetivos son más frecuentemente aquellos que fueron arrestados previamente por cargos penales o muestran un flagrante desprecio de las leyes migratorias estadounidenses. Las estadísticas de arresto de la agencia reflejan esto claramente. A nivel nacional, aproximadamente 90 por ciento de todas las personas arrestadas por ICE durante el año fiscal 2019 tenían una condena penal, un cargo penal pendiente, habían reingresado ilegalmente a Estados Unidos luego de haber sido removidas previamente (un cargo grave) o eran prófugos de inmigración sujetos a una orden final de remoción emitida por un juez.

ICE no necesita una orden para efectuar un arresto

Los oficiales de ICE son agentes policiales federales juramentados que operan dentro de los confines de la ley. La Sección 287 de la Ley de Inmigración y Nacionalidad les proporciona a los oficiales de ICE la autoridad de arrestar a extranjeros indocumentados sin una orden judicial. De hecho, ningún juez en este país tiene la autoridad de emitir una orden por una violación migratoria civil. El Congreso, por ley, le concedió esta autorización solamente a oficiales supervisores de inmigración. Los agentes policiales locales no necesitan una orden cuando encuentran a alguien violando la ley en un espacio público —lo mismo es aplicable a los oficiales de ICE. El obstruir o de otra manera interferir con un arresto de ICE es un delito y cualquier persona involucrada puede estar sujeta a enjuiciamiento bajo ley federal. Además, el animar a otros a interferir o intentar obstruir un arresto es extremadamente imprudente y pone a todas las partes en peligro.

Los oficiales de ICE tratan a los detenidos con dignidad y respeto

ICE ofrece condiciones de confinamiento seguras, humanas y apropiadas para los individuos bajo su custodia. ICE tiene una serie de estándares de detención que garantizan que los individuos con condiciones médicas u otras necesidades específicas reciban un cuidado excepcional mientras se encuentran bajo nuestra custodia, los cuales exceden los estándares de la mayoría de las cárceles y prisiones locales. Los individuos bajo nuestra custodia también reciben acceso a representación legal, servicios de traducción, recreación y un sinnúmero de otros servicios.

Los oficiales de ICE están conscientes del impacto real y emocional de la aplicación de medidas de control migratorio

El impacto inmediato y extremo que una acción de control migratorio tiene sobre un individuo y su familia no pasa desapercibido para nuestros oficiales. Estos oficiales de ICE y sus familias viven y hacen compras, como también asisten a las escuelas y los lugares de adoración en las mismas comunidades. Poner en entredicho las intenciones de nuestros oficiales no solamente difunden miedo en una comunidad, sino también es injusto y no tiene mérito. Nuestros oficiales desempeñan su trabajo de una manera profesional, humana y tratan a aquellos con quienes se encuentran con dignidad y respeto. Es inconcebible cuando aquellos que tienen creencias ideológicas o políticas que difieren de la ley desvían sus ataques sobre oficiales de ICE, quienes tienen la responsabilidad de defender las leyes que el Congreso ha aprobado.

Sabemos que la aplicación de medidas de control migratorio es un asunto extremadamente polarizante, pero le pedimos al pueblo estadounidense que entienda que las leyes federales que hacemos cumplir hoy son las mismas que han sido la ley por décadas. Nuestra misión sigue siendo consistente: El identificar, arrestar y remover a extranjeros indocumentados que presentan un peligro para la seguridad nacional o que son un riesgo para la seguridad ciudadana, como también aquellos que ingresan al país ilegalmente o de otra manera socavan la integridad de nuestras leyes migratorias y nuestros esfuerzos de control fronterizo. Queremos que el pueblo estadounidense sepa la verdad, pero que también entienda cómo la cooperación crítica entre ICE, funcionarios locales y la comunidad es un elemento indispensable para promover la seguridad ciudadana y la seguridad nacional.

Respetuosamente,
Directores de las oficinas de campo de ICE

Última Revisión/Actualización: 11/06/2019