Combatiendo los opioides ilícitos
 

La sobredosis de opioides es la causa de muerte principal entre las personas de 18 a 45 años en Estados Unidos —y drogas como el fentanilo, la heroína, morfina y oxicodona están arrasando las grandes ciudades y los pueblos pequeños a través de la nación, cobrando vidas dondequiera que van. Estas drogas mortales, que a menudo son fabricadas y vendidas por organizaciones criminales transnacionales, son altamente adictivas y extremadamente rentables. Las ganancias de los opioides ilícitos impulsan actividades de pandillas, tráfico de armas, contrabando humano y trata de personas, ciberdelitos e incluso actividades de lavado de activos —lo que significa que la Oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI, por sus siglas en inglés) está en una posición única para abordar el problema.

La estrategia para combatir los opioides ilícitos de HSI

La estrategia para combatir los opioides ilícitos de la Oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional aborda la crisis de opioides que nuestra nación enfrenta. Divulgada al público el 19 de septiembre de 2023, la estrategia consiste en retirar a narcotraficantes y aquellos que importan precursores químicos mortales que los fabricantes de opioides utilizan para crear las drogas callejeras que están matando a tantos.

La estrategia para combatir los opioides ilícitos de HSI tiene cuatro objetivos:

  • Reducir el suministro internacional de opioides ilícitos
  • Reducir el suministro doméstico de opioides ilícitos
  • Atacar a los facilitadores del tráfico ilícito de opioides, las finanzas ilícitas, el cibercrimen y el contrabando de armas
  • Realizar actividades de divulgación con la industria privada

Las secciones a continuación explican la estrategia de HSI para alcanzar sus objetivos.

Objetivo #1 para combatir opioides de HSI: Reducir el suministro internacional

La mayoría de los opioides ilícitos que matan a los estadounidenses son producidos en el extranjero, a través de cadenas de suministro que no llegan a Estados Unidos hasta que la droga está en su formulación final. HSI trabaja con sus socios internacionales para identificar y mitigar estas amenazas antes de que lleguen a Estados Unidos. Su objetivo principal en este ámbito es desarticular cadenas de suministro de precursores químicos.

En el marco de su estrategia para combatir los opioides ilícitos, HSI está:

  • Aumentando su capacidad para investigar cadenas de suministro.
  • Reforzando el desarrollo continuo de enfoques nuevos, incluyendo asociarse con la Rama de Protección del Consumidor del Departamento de Justicia, para acusar y enjuiciar a las empresas que suministran precursores químicos.
  • Utilizando Unidades Investigativas contra el Crimen Transnacional y otras alianzas policiales y comerciales extranjeras para desarticular cadenas de suministro.
  • Fortaleciendo su relación con la Organización Mundial de Aduanas y aprovechando sus capacidades policiales para dirigirse contra envíos de precursores químicos, transportistas e intermediarios vinculados con su fabricación.

Objetivo #2 para combatir opioides de HSI: Reducir el suministro doméstico

La mayoría de los opioides que ingresan a Estados Unidos lo hacen a través de la frontera suroeste. Los agentes de HSI trabajan estrechamente con funcionarios de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE. UU. para incautar opioides ilícitos e investigar organizaciones que contrabandean drogas hacia el país.

Para reducir aún más el suministro doméstico de opioides ilícitos, HSI está:

  • Aumentando la cantidad de personal en los puertos de entrada a lo largo de la frontera suroeste de la nación.
  • Aumentando la cantidad de equipos de trabajo de HSI, incluyendo equipos de trabajo de seguridad fronteriza, además de fortalecer las capacidades de estos equipos de trabajo para investigar opioides ilícitos.
  • Expandiendo alianzas con agencias del orden público federales, estatales, locales y tribales.

Objetivo #3 para combatir opioides de HSI: Retirar a los facilitadores

La fabricación y distribución ilícitas de opioides no ocurre en el vacío. Estas requieren comercio, comunicación y finanzas globales, los cuales dependen de organizaciones criminales y quienes facilitan sus delitos. Con un historial comprobado de interrumpir el flujo de exportaciones ilegales de armas a México, HSI continuará sus esfuerzos en la Operación Sin Rastro y otras operaciones.

HSI está aumentando su capacidad para identificar las relaciones entre el comercio legítimo y las organizaciones criminales —y, con ese fin, HSI:

  • Estableció el Centro contra Delitos Financieros Transfronterizos para apoyar la desestabilización, desarticulación y enjuiciamiento de organizaciones criminales transnacionales y sus facilitadores.
  • Utiliza el Centro Nacional contra el Contrabando de Dinero en Efectivo a Granel para identificar y prevenir la repatriación de ganancias ilícitas.
  • Aumenta el intercambio de datos con socios extranjeros para interrumpir el lavado de activos basado en el comercio.
  • Utiliza el Centro contra Delitos Cibernéticos de HSI para apoyar investigaciones a través del análisis de criptomonedas y brindarles apoyo a actividades encubiertas en línea.

Objetivo #4 para combatir opioides de HSI: Comunicarse con socios de la industria privada

Los socios de la industria privada pueden desempeñar un papel importante en prevenir el flujo de opioides ilícitos, particularmente cuando reconocen las técnicas que las organizaciones criminales utilizan para explotar sistemas legítimos.

Para establecer y fortalecer las conexiones necesarias con socios de la industria privada bajo su nueva estrategia para combatir los opioides ilícitos, HSI está:

  • Interactuando proactivamente con las empresas de químicos domésticas que exportan precursores químicos legítimos hacia México y Centroamérica, informándoles sobre señales de alerta que indiquen que puede que estén trabajando con malos actores.
  • Mejorando acuerdos para el control de narcóticos con transportistas de envíos urgentes.

 

Preguntas frecuentes sobre opioides ilícitos en Estados Unidos

Los opioides ilícitos azotan ciudades y pueblos por todo Estados Unidos, destrozando familias y destruyendo el tejido que mantiene unidas a las comunidades. Debido a que son tan omnipresentes —y que el tema es tan complejo— muchas personas tienen preguntas sobre los opioides ilícitos, cómo llegan a nuestras comunidades y qué hacer con información sobre su tráfico. Las secciones a continuación explican las respuestas a estas preguntas y más.

¿Qué son los precursores químicos?

Los precursores químicos son sustancias utilizadas para fabricar ilegalmente drogas ilícitas. Muchos precursores también tienen usos legítimos y se utilizan en productos de consumo, tales como medicamentos y en procesos industriales.

¿De dónde provienen los productos precursores químicos?

Algunos precursores de drogas provienen de Estados Unidos, donde se fabrican con fines legítimos. Algunos provienen de Asia y otros de Suramérica. La realidad es que los precursores químicos pueden venir de cualquier lugar; eso se debe a que suelen ser sustancias cotidianas que tienen otros usos.

¿Qué son los opioides ilícitos?

Los opioides son una clase de medicamentos que incluye los siguientes:

  • Fentanilo. El fentanilo es un opioide sintético potente que puede ser hasta 100 veces más potente que la morfina. Este se receta para el dolor en algunas situaciones, pero también se fabrica ilegalmente. Cuando se fabrica ilegalmente, este aparece a menudo (pero no siempre) en píldoras falsificadas que parecen medicamentos recetados.
  • Heroína. La heroína se produce a partir de la morfina, otro opiáceo. La heroína no se usa con fines medicinales; es solamente una droga callejera.
  • Analgésicos narcóticos. Los analgésicos narcóticos son analgésicos que son recetados por doctores en algunas ocasiones, tales como la oxicodona y la hidrocodona.
  • Morfina. La morfina es un narcótico no sintético derivado del opio. A veces se utiliza como analgésico recetado.

Los opioides ilícitos son drogas opiáceas vendidas o consumidas ilegalmente. Cualquiera de estas drogas, incluyendo aquellas recetadas por un doctor, pueden convertirse en opioides ilícitos cuando son intercambiadas ilegalmente (incluso sin receta).

¿Cuántas personas mueren cada año por sobredosis de drogas?

En 2021, alrededor de 107,622 personas murieron por sobredosis de drogas en Estados Unidos. Los datos sugieren que el 68% de esas muertes por sobredosis de drogas involucraron opioides sintéticos, tales como el fentanilo.

¿Cuántas libras de fentanilo HSI ha incautado?

Entre el año fiscal 2021 y el año fiscal 2023, HSI incautó más de 77,000 libras de fentanilo.

¿Cuántos precursores químicos de drogas sintéticas HSI ha interceptado?

Entre el año fiscal 2021 y el año fiscal 2023, HSI ha interceptado más de 3.4 millones de libras de precursores químicos de drogas sintéticas.

¿Cómo puedo denunciar tráfico ilícito de opioides en mi comunidad?

Si tiene información sobre tráfico ilícito de opioides en su comunidad, contacte a su agencia policial local, llame a la línea para pistas de HSI al 866-347-2423 o complete el formulario para pistas de HSI en línea. Puede permanecer anónimo si llama a la línea para pistas de HSI.

¿Por qué debería denunciar el tráfico ilícito de opioides?

La epidemia de opioides que está arrasando en nuestra nación nos afecta a todos. Necesitamos su ayuda para detenerla. Al ponerse de pie y compartir la información que tenga, salvará un sinnúmero de vidas —posiblemente hasta las vidas de sus hijos, sus hermanos, otros familiares y sus amigos. Recuerde: Puede compartir información con HSI y permanecer anónimo.

Última actualización: