HSI combate la explotación infantil en casa y en el extranjero

Resumen

El proteger al público de delitos de victimización y dirigirse estratégicamente en contra de e investigar a individuos y redes que participan en explotación infantil han sido altas prioridades de la Oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI, por sus siglas en inglés) del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) por más de dos décadas.

A través de los años, los esfuerzos de prevención de explotación infantil de HSI se transformaron de un centro pequeño en Fairfax, Virginia en una iniciativa mundial. Alianzas domésticas y extranjeras claves han sido fundamentales tanto en la expansión de su alcance como en su éxito.

La meta: El proteger a niños de depredadores infantiles que están involucrados en la producción, el intercambio y la posesión de material de abuso sexual infantil y quienes viajan al extranjero para participar en conducta sexual ilícita con menores.

El planteamiento centrado en la víctima de HSI en estas investigaciones ha conducido a la identificación o el rescate de miles de víctimas de explotación sexual infantil.

"HSI está comprometida con participar en la lucha global contra la explotación infantil. Trabajamos con nuestros socios domésticos e internacionales para identificar, rescatar y ofrecerles servicios a niños que han sido sujetos a abuso sexual y explotación en línea", dijo Stephanie L. Hampton, la directora auxiliar adjunta en el Centro contra Delitos Cibernéticos de HSI. "HSI sigue siendo un líder global en investigaciones de explotación infantil, la identificación de víctimas y la lucha para erradicar la explotación de niños alrededor del mundo".

Varias leyes aumentan la probabilidad de que depredadores sexuales que les hacen daño a niños sufran consecuencias severas, incluyendo la Ley Mann, la Ley de Prevención de Abuso Sexual Infantil de 1994, la Ley PROTECT de 2003 y la Ley de Seguridad y Protección Infantil Adam Walsh de 2006. Además, ley federal prohíbe que residentes estadounidenses participen en actividades sexuales o pornográficas en cualquier parte del mundo como un menor de 18 años.

Aquellos condenados en Estados Unidos enfrentan penalizaciones significativas:

  • Hasta 30 años en prisión por posesión, producción o distribución de material de abuso sexual infantil.
  • Hasta 30 años en prisión por viajar al extranjero para tener relaciones sexuales con niños o ser un facilitador en estos delitos.
  • Hasta cadena perpetua por tráfico sexual de niños para la prostitución.
From snail mail to the darknet

HSI se adapta mientras la tecnología evoluciona

Antes de la creación de ICE en 2003, agentes especiales del antiguo Servicio de Aduanas de Estados Unidos investigaban la distribución ilegal de material de abuso sexual infantil, el cual era enviado frecuentemente mediante correo tradicional o comprado en el extranjero.

Sin embargo, la llegada de la internet y otros avances tecnológicos han cambiado la publicación y el intercambio de material de abuso sexual infantil en la red. Esta nueva realidad impulsó a HSI a desarrollar técnicas de vanguardia para combatir la explotación sexual de niños.

Para ayudar en la lucha, se estableció la Unidad Investigativa de Explotación Infantil (CEIU, por sus siglas en inglés), Centro contra Delitos Cibernéticos (C3, por sus siglas en inglés) de HSI.

Ubicada en Fairfax, Virginia, CEIU del C3 fue fundada en 1997 para combatir la explotación infantil, pero creció rápidamente para apoyar una gran variedad de investigaciones de delitos cibernéticos relativos a la amplia autoridad legal de HSI. CEIU recibe el apoyo tanto de la sección de informática forense como de la sección de delitos cibernéticos del C3, ya que la unidad depende de los métodos de estas secciones para rastrear a pederastas operando en áreas inalcanzables mediante métodos investigativos comunes. Asimismo, HSI estableció un Programa Nacional de Identificación de Víctimas —combinando lo último en tecnología con técnicas investigativas tradicionales— para rescatar a niños víctimas de explotación sexual.

“Investigaciones de explotación infantil [ahora] surgen de una variedad de fuentes, incluyendo casos generados por HSI, referidos domésticos e internacionales, operativos encubiertos y el Centro Nacional para Menores Desaparecidos y Explotados (NCMEC, por sus siglas en inglés)”, explica Erin Burke, jefe de unidad en CEIU. "Investigaciones de HSI frecuentemente involucran foros cibernéticos abiertos, individuos y grupos operando en la red oscura y varias aplicaciones de mensajería y juegos. HSI está dedicada a proteger a niños a través del mundo de la explotación y el abuso.

Hoy día, con despachos en 225 ciudades a través de la nación y una presencia internacional extensa que incluye 80 despachos internacionales en 53 países diferentes, HSI puede darle seguimiento a un caso de explotación infantil —ya sea para rescatar a una víctima o arrestar a un depredador— a dondequiera que la investigación pueda conducirla.

En el año fiscal (AF) 2020, HSI arrestó a más de 3,000 individuos por delitos contra niños, incluyendo la producción y distribución de material de abuso sexual infantil en línea, turismo sexual infantil y tráfico sexual de niños. HSI también identificó o rescató a más de 1,000 víctimas de explotación infantil.

Partnerships

Alianzas domésticas

HSI adopta un enfoque centrado en la víctima en las investigaciones de delitos contra niños al trabajar para identificar a las víctimas, los perpetradores y posibles lugares del abuso basándose en información extraída de imágenes y/o videos. Investigadores trabajan en colaboración con el NCMEC y otras agencias federales, estatales y locales para ayudar a resolver casos y rescatar a niños sexualmente explotados.

Por ejemplo, HSI tiene agentes especiales asignados a NCMEC, ya que este centro es la mayor fuente de pistas proporcionadas por el público y la industria. Con oficinas regionales en California, Florida, Nueva York y Texas, NCMEC es una organización sin fines de lucro que se focaliza en —y está autorizada a— recopilar información de las redes sociales y otras organizaciones socias para ayudar a encontrar a niños desaparecidos, reducir la explotación infantil y prevenir la victimización de menores.

La información que NCMEC recopila no sólo es difundida a HSI, sino también a los Grupos de Trabajo de Delitos Cibernéticos contra Niños (ICAC, por sus siglas en inglés) a través de Estados Unidos, la FBI, el Servicio de Alguaciles de EE. UU. (USMS, por sus siglas en inglés), el Servicio Secreto y otras agencias federales socias. A las pistas se les dan seguimiento en el campo para que los agentes puedan intentar rescatar rápidamente a los menores involucrados y arrestar a los delincuentes responsables de explotar sexualmente a niños.

El C3 de HSI también alberga y gestiona el Centro Ángel Guardián (AWC, por sus siglas en inglés) de conformidad con la Ley Internacional de Megan. El AWC es una alianza robusta de HSI con la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE. UU. (CBP, por sus siglas en inglés) y, el USMS. En el AWC, representantes de HSI, CBP y USMS identifican y se dirigen proactivamente contra delincuentes sexuales infantiles viajando a otros países. Esta información es proporcionada a las autoridades del orden público extranjeras para que tomen las acciones apropiadas.

Más aún, HSI forma parte del programa ICAC, una red de equipos de trabajo coordinados representando a más de 3,000 agencias del orden público y fiscalías federales, estatales y locales. Estas agencias participan en investigaciones reactivas, proactivas y forenses, además de enjuiciamientos penales.

Creados por el Departamento de Justicia, los equipos de trabajo ICAC ayudan a agencias del orden público estatales y locales a desarrollar una respuesta efectiva a casos materiales de instigación cibernética y abuso sexual infantil. Esta asistencia abarca componentes forenses e investigativos, capacitaciones y asistencia técnica, servicios para víctimas y concientización y educación comunitaria.

HSI participa en todos los 61 equipos de trabajo ICAC a través de Estados Unidos.

Alianzas internacionales

Mediante agregados y otras oficinas de HSI, agentes especiales de HSI establecidos internacionalmente trabajan con gobiernos extranjeros, INTERPOL, Europol y otras contrapartes para mejorar la coordinación y cooperación en materia de delitos que cruzan fronteras.

Particularmente, HSI es el representante de Estados Unidos para el Grupo de Especialistas sobre Delitos contra Niños de INTERPOL, el cual se reúne anualmente para facilitar y mejorar la investigación de delitos sexuales contra niños. Mediante este grupo, la policía, organizaciones regionales e internacionales, organizaciones no gubernamentales, el sector privado y académico colaboran para identificar nuevas tendencias y técnicas y desarrollar mejores prácticas en la lucha contra la explotación infantil a nivel mundial.

Además, HSI es miembro de muchos otros grupos internacionales y equipos de trabajo focalizados en delitos de explotación infantil, incluyendo:

  • El Equipo de Trabajo Global Virtual, el cual une a agencias del orden público, organizaciones no gubernamentales y socios en el sector privado alrededor del mundo para combatir el abuso infantil en línea y otras modalidades de explotación sexual transnacional de menores. 
  • El grupo de trabajo de desarrollo y operaciones de INTERPOL, conocido como el DevOps Group Project en inglés, el cual reúne personal técnico dedicado de agencias del orden público a nivel mundial quienes están involucrados en el desarrollo de nueva tecnología, codificación, creación de secuencias de comandos o de otra manera apoyando a unidades contra delitos cibernéticos —con un enfoque especial en delitos contra niños.
  • El Equipo de Trabajo de Identificación de Víctimas (VIDTF, por sus siglas en inglés) de Europol. El VIDTF reúne a especialistas en identificación de víctimas de países miembros de la Unión Europea y otros socios participantes para analizar imágenes, videos e inteligencia relativas a material de explotación sexual infantil para identificar y rescatar a las víctimas e identificar y capturar a los delincuentes.

El compromiso de HSI con colaborar estratégicamente con socios domésticos, extranjeros, la industria privada y organizaciones no gubernamentales es clave para hacer cumplir exitosamente las leyes que mantienen a los niños en nuestro país y alrededor del mundo seguros.

Última actualización: 05/13/2022