ICE HSI erradica a depredadores de niños en casa y en el extranjero

ICE HSI erradica a depredadores de niños en casa y en el extranjero

Resumen

El proteger a los más vulnerables y sacar a depredadores de las calles ha sido una alta prioridad de la Oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI, por sus siglas en inglés) del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) por más de dos décadas.

A través de los años, los esfuerzos de prevención de explotación infantil de ICE HSI se transformaron de un centro pequeño en Fairfax, Virginia en una iniciativa mundial. El lanzamiento de la iniciativa emblemática de HSI, Operación Depredador, y alianzas domésticas y extranjeras claves han sido fundamentales tanto en la expansión de su alcance como en su éxito.

La meta: El identificar, investigar y arrestar a depredadores infantiles que poseen, intercambian y producen material de abuso sexual infantil; viajan al extranjero para tener relaciones sexuales con menores y participan en el tráfico sexual de niños.

Es de igual importancia el rescatar y asistir a estas víctimas vulnerables en su recuperación.

“Los niños inocentes que son explotados sexualmente, ya sea físicamente o mediante la diseminación de material de abuso sexual infantil, pueden sufrir traumas irreparables”, dijo Jack D. Staton, agente especial encargado de ICE HSI El Paso. “Bajo nuestro programa continuo Operación Depredador, nuestros agentes especiales de HSI continúan trabajando en conjunto con nuestros socios policiales para rescatar a niños victimizados y dirigirnos agresivamente contra pederastas por sus crímenes atroces”.

Varias leyes aumentan la probabilidad de que depredadores sexuales que les hacen daño a niños sufran consecuencias severas, incluyendo la Ley Mann, la Ley de Prevención de Abuso Sexual Infantil de 1994, la Ley PROTECT de 2003 y la Ley de Seguridad y Protección Infantil Adam Walsh de 2006. Además, ley federal prohíbe que residentes estadounidenses participen en actividades sexuales o pornográficas en cualquier parte del mundo como un menor de 18 años.

Aquellos condenados en Estados Unidos enfrentan penalizaciones significativas:

  • Hasta 30 años en prisión por posesión, producción o distribución de material de abuso sexual infantil.
  • Hasta 30 años en prisión por viajar al extranjero para tener relaciones sexuales con niños o por ser un facilitador en estos delitos.
  • Hasta cadena perpetua por tráfico sexual de niños para la prostitución.
Del correo tradicional a la red oscura

Del correo tradicional a la red oscura

Antes de la creación de ICE en 2003, agentes especiales del antiguo Servicio de Aduanas de Estados Unidos investigaban la distribución de material de abuso sexual infantil ilegal, el cual era enviado frecuentemente mediante correo tradicional o comprado en el extranjero.

Sin embargo, la llegada de la internet y otros avances tecnológicos han cambiado el intercambio y compraventa a la red. La nueva realidad impulsó a HSI, una dirección general de ICE, a desarrollar técnicas de vanguardia para combatir la explotación sexual de niños.

Para ayudar en la lucha, se estableció la Unidad Investigativa de Explotación Infantil (CEIU, por sus siglas en inglés), Centro contra Delitos Cibernéticos (C3, por sus siglas en inglés) de ICE HSI.

Ubicada en Fairfax, Virginia, CEIU de C3 fue fundada en 1997 para combatir la explotación infantil, pero creció rápidamente para apoyar una gran variedad de investigaciones de delitos cibernéticos relacionadas con la amplia autoridad legal de HSI. CEIU recibe el apoyo tanto de la sección de informática forense como de la sección de delitos cibernéticos del C3, ya que ella depende de sus métodos para rastrear a estos pederastas operando en áreas inalcanzables mediante métodos investigativos comunes. Asimismo, HSI estableció un Programa Nacional de Identificación de Víctimas —combinando lo último en tecnología con técnicas investigativas tradicionales— para rescatar a niños víctimas de explotación sexual.

La unidad expandió sus capacidades aún más en 2013 gracias al lanzamiento de una aplicación para teléfonos inteligentes —la primera en su clase en el orden público federal estadounidense— diseñada para recibir ayuda del público en cuanto a prófugos y presuntos depredadores infantiles desconocidos se refiere.

La aplicación Operación Depredador les permite a sus usuarios recibir alertas sobre depredadores buscados, compartir la información con amigos mediante correo electrónico y herramientas para redes sociales y proporcionarle información a HSI al llamar o enviar pistas en línea. La aplicación también les permite a los usuarios leer noticias sobre arrestos y enjuiciamientos de depredadores infantiles y ver recursos adicionales de ICE y sus socios mundiales en la lucha contra la explotación infantil.

Hoy día, con 200 oficinas en Estados Unidos, más de 70 despachos en el extranjero y con tecnología a su lado, HSI puede darle seguimiento a un caso de explotación infantil —ya sea para rescatar a una víctima o arrestar a un depredador— a dondequiera que este pueda conducir en el mundo.

Desde el lanzamiento de la Operación Depredador en 2003, HSI ha arrestado a más de 19,000 individuos por delitos contra menores, incluyendo la producción y distribución de material de abuso sexual infantil en línea, viajar al extranjero para tener relaciones sexuales con menores y tráfico sexual de niños. Sólo en el año fiscal 2018, más de 3,000 depredadores de menores fueron arrestados por agentes especiales de HSI y más de 850 víctimas fueron identificadas o rescatadas.

Alianzas

Alianzas domésticas

ICE HSI adopta un enfoque centrado en la víctima en las investigaciones de explotación infantil al trabajar para identificar a las víctimas, los perpetradores y posibles paraderos basándose en información extraída de imágenes y/o videos. Esta trabaja en colaboración con el Centro Nacional para Menores Desaparecidos y Explotados (NCMEC, por sus siglas en inglés) y otras agencias federales, estatales y locales para ayudar a resolver casos y rescatar a niños sexualmente explotados.

Específicamente, HSI tiene agentes especiales asignados a NCMEC, ya que este centro es la mayor fuente de pistas proporcionadas por el público. Con oficinas regionales en California, Florida, Nueva York y Texas, NCMEC es una organización sin fines de lucro que se focaliza en y está autorizada a recopilar información de las redes sociales y otras empresas participantes para ayudar a encontrar a niños desaparecidos, reducir la explotación infantil y prevenir la victimización infantil.

Esta información no sólo es difundida a HSI, sino también a la FBI, el Servicio de Alguaciles de EE. UU. y/o el Servicio Secreto —todas las cuales tienen agentes incorporados en NCMEC. A las pistas se les dan seguimiento en el campo para que los agentes puedan intentar rescatar a los menores involucrados.

“A veces, las remisiones son emergencias —una llamada en medio de la noche con un niño que se encuentra en peligro inminente— así que la información es transferida inmediatamente a agentes, ya sea que se encuentren en Estados Unidos o en el exterior, para que puedan rescatar al niño de abuso sexual o físico inmediato.”
– Jaime Corona, jefe de sección de CEIU, Centro contra Delitos Cibernéticos (C3) de ICE HSI

El C3 de HSI también alberga y gestiona el Centro Ángel Guardián (AWC, por sus siglas en inglés) de conformidad con la Ley Internacional de Megan. El AWC es una alianza robusta de HSI con la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE. UU., el Centro Nacional de Identificación de Objetivos y el Servicio de Alguaciles de EE. UU. para identificar y dirigirse proactivamente contra delincuentes sexuales infantiles que van a viajar a otros países. Esta información es proporcionada a las autoridades del orden público extranjeras para tomen la acción apropiada.

Más aún, HSI forma parte del programa Equipo de Trabajo de Delitos Cibernéticos contra Niños (ICAC, por sus siglas en inglés), una red de equipos de trabajo coordinados representando a más de 3,000 agencias del orden público, fiscalías y organismos federales, estatales y locales. Estas agencias participan en investigaciones reactivas, proactivas y forenses, además de enjuiciamientos penales.

Creados por el Departamento de Justicia, los equipos de trabajo ICAC ayudan a agencias del orden público estatales y locales a desarrollar una respuesta efectiva a casos materiales de instigación cibernética y abuso sexual infantil. Esta asistencia abarca componentes forenses e investigativos, capacitaciones y asistencia técnica, servicios para víctimas y educación comunitaria.

HSI participa en todos los 61 equipos de trabajo ICAC a través de Estados Unidos.


Alianzas internacionales

Mediante agregados y otras oficinas de ICE, agentes especiales de HSI establecidos internacionalmente trabajan con gobiernos extranjeros, INTERPOL y otras contrapartes para mejorar la coordinación y cooperación en materia de delitos que cruzan fronteras.

Particularmente, HSI es el representante de Estados Unidos para el equipo de trabajo de INTERPOL que localiza material de abuso sexual infantil en la internet y refiere casos al país donde se cree que el abuso está ocurriendo para una investigación más detallada.

Además, HSI es un miembro fundador del Equipo de Trabajo Global Virtual, uniéndose a agencias del orden público, organizaciones no gubernamentales y socios en el sector privado alrededor del mundo para combatir el abuso infantil en línea y otras modalidades de explotación sexual transnacional de menores.

A pesar de que los esfuerzos de explotación infantil de HSI son globales, algunos de sus mayores éxitos recientes han estado concentrados en Suramérica —particularmente en Colombia y Brasil.

Oficina del Agregado destacada: HSI Bogotá

Oficina del Agregado destacada: HSI Bogotá

Desde 2014, HSI Bogotá ha priorizado la investigación de explotación infantil en Colombia, trabajando con la Oficina de Asuntos Internacionales sobre Narcóticos y Aplicación de la Ley del Departamento de Estado para desarrollar la Unidad Investigativa Especializada de Explotación Infantil (UIEEI) dentro de la Policía Nacional de Colombia (PNC) y realizar amplias actividades de capacitación para la PNC y otras autoridades del orden público colombianas.

“También nos asociamos con ONGs tales como OUR, la cual también ha podido ofrecer varias capacitaciones sobre explotación infantil para individuos [en la PNC]”, enfatizó Marcos Gómez, representante de HSI Bogotá y agente especial dirigiendo los esfuerzos de explotación infantil en Bogotá.

Sin embargo, atrasos en este tipo de investigaciones eran comunes hasta recientemente, ya que Colombia no tenía un laboratorio forense de cibercrimen dedicado al análisis de medios electrónicos.

Pero el desgarrador secuestro, abuso sexual, tortura y asesinato de una niña indígena de siete años en Bogotá en diciembre de 2016 se convirtió en uno de los ímpetus que impulsaron el desarrollo e integración de la tan necesaria instalación forense de última tecnología.

Desde 2016 hasta 2018, HSI Bogotá obtuvo fondos para crear y establecer el Laboratorio Forense de Cibercrimen Infantil Yuliana Andrea Samboní, el cual fue inaugurado el 26 de enero de 2018. Ya conocido como el laboratorio forense de explotación infantil líder de Sur y Centroamérica, este ahora ayuda a agilizar casos y optimizar investigaciones involucrando explotación sexual infantil y la producción de material de explotación infantil. Una de las metas principales es que el laboratorio sirva como ejemplo para la región en cuanto a cómo realizar investigaciones de explotación infantil y garantizar que depredadores infantiles paguen con todo el peso de la ley.

Personal de la UIEEI, junto con agentes de HSI, han organizado eventos de capacitación/concientización en Medellín, Cali, Cartagena, Cúcuta y Bogotá. Los participantes de estos eventos de capacitación/concientización incluyeron jueces, fiscales e investigadores. Estos eventos han proporcionado una plataforma para elevar las capacidades del laboratorio Samboní y, a su vez, informado a otras autoridades sobre los métodos investigativos utilizados en casos de explotación infantil.

Durante la ceremonia de inauguración del laboratorio forense de cibercrimen infantil en la capital de Colombia, el agregado de ICE HSI Luis Sierra dijo: “Hoy se destaca la importancia de las investigaciones de explotación infantil no sólo para HSI Bogotá, sino también para todas nuestras oficinas en más de 50 países alrededor del mundo”.

Estadísticas de la Unidad Investigativa Especializada de Explotación Infantil de Colombia (UIEEI), al mes de enero de 2018
Estadísticas de la Unidad Investigativa Especializada de Explotación Infantil de Colombia (UIEEI), al mes de enero de 2018
Oficina del Agregado destacada: HSI Brasilia

Oficina del Agregado destacada: HSI Brasilia

Al igual que en Colombia, las capacitaciones y los operativos focalizados en colaboración con ICE HSI han dado como resultado un aumento en las estadísticas de investigaciones de explotación infantil y el arresto de muchos individuos por las agencias del orden público estatales (AOPEs) a lo largo de Brasil.

HSI Brasilia apoya varias operaciones contra la explotación infantil realizadas por la Secretaría de Operaciones Integradas del Ministerio de Justicia y Seguridad Pública (SEOPI, por sus siglas en portugués) bajo los auspicios de la Operación Niñez Protegida, un esfuerzo colaborativo con la policía brasileña para facilitar el intercambio de información y capacitaciones en materia de metodologías investigativas, incluyendo herramientas de punto a punto, para seguir impulsando investigaciones de explotación infantil.

Durante los años fiscales 2016, 2017 y 2018, HSI Brasilia ofreció capacitaciones sobre el uso de la aplicación informática Sistema de Protección Infantil (CPS, por sus siglas en inglés) para AOPEs por todo el país. Desde entonces, AOPEs han realizado investigaciones basadas en el CPS dirigidas contra la explotación infantil en línea en sus respectivas áreas de responsabilidad.

  • 20 de octubre de 2017: Operation Luz na Infancia I produjo el arresto de 108 individuos y la ejecución de 157 órdenes de registro;
  • 17 de mayo de 2018: Operation Luz na Infancia II produjo el arresto de 251 individuos y la ejecución de 579 órdenes de registro en 24 estados brasileños separados;
  • 22 de noviembre de 2018: Operation Luz na Infancia III produjo el arresto de 46 individuos y la ejecución de 110 órdenes de registro.

El 28 de marzo de 2019, el agregado de HSI Brasilia reportó la ejecución por parte de SEOPI de otro operativo a gran escala significativo para combatir la distribución de material de abuso sexual infantil en línea. Operaçao Luz na Infância IV (Luz en la Niñez IV) fue la cuarta iteración de una operación brasileña a nivel nacional tras el éxito de operaciones previas de Luz en la Niñez.

El Gobierno de Brasil anunció el arresto de 141 individuos, el rescate de cuatro menores víctima y la ejecución de 266 órdenes de registro en todos los 26 estados brasileños separados, incluyendo el Distrito Federal. HSI Brasilia apoyó el operativo bajo Operación Niñez Segura.

El ministro de Justicia y Seguridad Pública Sergio Moro reafirmó la necesidad del trabajo conjunto. “Enviamos un mensaje claro: Este tipo de delito no puede ser tolerado. Este es un delito serio que afecta, le hace daño a lo que más valoramos en nuestra sociedad, que son los niños y adolescentes”.

El coordinador del Laboratorio de Inteligencia de la Secretaría de Operaciones Integradas, el delegado Alessandro Barreto, emitió un aviso:

El 4 de septiembre de 2019, HSI Brasilia y SEOPI coordinaron Operation Luz na Infancia V, la cual produjo el rescate de tres menores víctima, 81 arrestos, la ejecución 75 órdenes de registro y 15 encuentros/entrevistas consensuales (conocidos como “toca y habla”). La quinta iteración fue parte de una operación policial que involucró a siete países: Estados Unidos, Brasil, Chile, El Salvador, Ecuador, Panamá y Paraguay.

Ya que la Operación Niñez Segura aún sigue en curso, se esperan más acciones policiales y arrestos en Brasil y a lo largo de la región de Suramérica.

Además, HSI Brasilia y SEOPI recientemente expandieron sus esfuerzos al capacitar a socios del orden público de países vecinos, incluyendo Guatemala, El Salvador, Honduras, Costa Rica, Panamá, Colombia, Ecuador, Chile, Paraguay y Argentina.

Última Revisión/Actualización: 10/04/2019