Sextorsión: Es más común de lo que cree

Qué es y qué pueden hacer los padres para ayudar a prevenir y detenerla

No hace mucho, el hacer llamadas falsas/de bromas era el peor lío en el que un grupo de adolescentes se podía meter con un teléfono.

Sin embargo, hoy día, los depredadores utilizan teléfonos para hostigar y chantajear a adolescentes por redes sociales y aplicaciones de citas. La sextorsión —el acto de amenazar con compartir imágenes al desnudo o explícitas— es más común de lo que usted pueda creer; y casos afectando a niños, adolescentes y adultos jóvenes ha aumentado exponencialmente en los pasados dos años. De hecho, la Oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI, por sus siglas en inglés) recibió más de 3,000 pistas relativas a sextorsión en el año fiscal 2022.

Una tendencia de sextorsión actual tiene como objetivo a niños entre las edades de 14 y 17. Depredadores adultos pretenden ser niñas que fingen un interés romántico en los niños por medio de plataformas de juegos, aplicaciones y sitios web de redes sociales.

Esta comienza bastante simple: Un adolescente responde a una solicitud en línea sobre exponer parte de su cuerpo por medio de una cámara web o enviándole una foto al desnudo a su nueva "amiga" en línea. Luego, repentinamente, el adolescente recibe una amenaza de su nueva amiga diciendo que lo expondrá al publicar las fotos —a menos que él pose para más fotos explícitas o envíe dinero.

En algunos esquemas, los depredadores adultos engañan y manipulan a hombres jóvenes a participar en actividad explícita a través de video, la cual el depredador graba secretamente. Luego, el depredador revela que este ha hecho grabaciones y amenaza con publicar clips en línea si la víctima no paga.

Esta violación aterrorizante y deshumanizante se aprovecha de la vergüenza de las víctimas. Las consecuencias emocionales para las víctimas —especialmente niños— son devastadoras. Sintiéndose avergonzados, sin esperanza y aislados, muchos de estos adolescentes no tienen a dónde ir. Algunos llegan, incluso, más lejos —quitándose sus propias vidas— sin saber que hay ayuda disponible.

Sextorsión tradicional vs. sextorsión financiera

La sextorsión tradicional ocurre cuando una víctima es amenazada o chantajeada para que ofrezca más imágenes sexuales; el depredador amenaza con compartir sus imágenes sexuales o al desnudo con el público. La sextorsión financiera ocurre cuando un depredador exige dinero o tarjetas de regalo a cambio de mantener sus imágenes sexuales privadas.

Un análisis realizado recientemente por el Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados (NCMEC, por sus siglas en inglés) mostró que la sextorsión financiera va en aumento. Actualmente, tanto como el 79% de los depredadores buscan dinero en vez de más imágenes sexuales. NCMEC es uno de los socios más apreciados por HSI en la lucha contra la sextorsión. HSI también colabora con otros socios del orden público para llevar a sextorsionistas ante la justicia.

Las señales de alerta de la sextorsión

Los individuos hábiles y despiadados que llevan a cabo este delito han perfeccionado sus técnicas y acercamientos para maximizar sus probabilidades de éxito. A continuación, algunas de las tácticas más comunes que estos depredadores utilizan para atraer a sus víctimas:

  • Desarrollar una conexión falsa con la víctima
  • Grabar secretamente videos y mensajes explícitos durante conversaciones
  • Utilizar múltiples identidades para contactar al niño
  • Pretender ser más joven o miembro del sexo opuesto
  • Jaquear cuentas para robar imágenes sexuales
  • Amenazar con cometer suicidio si la víctima se rehúsa a enviar imágenes
  • Visitar perfiles públicos en redes sociales para encontrar más información sobre la víctima, incluyendo acceder la lista de amigos de la víctima y buscar otros datos personales que puedan hacerle daño a la reputación de la víctima

Cómo se manifiesta la sextorsión

En su contacto inicial con una persona joven, los depredadores frecuentemente envían solicitudes de amistad y se acercan a adolescentes con cumplidos o halagos; puede que estos también prometan una relación romántica. Ellos inician lo que aparentan ser conversaciones genuinas para establecer amistades cercanas con sus víctimas. Algunas veces, estos delincuentes les ofrecen a los niños algo que ellos valoran, tales como la posibilidad de un contrato de modelaje; créditos o códigos para juegos en línea; o dinero, criptomonedas y/o tarjetas de regalo a cambio de una "foto rápida." Algunos hasta jaquean computadoras para revelar material sensitivo.

Estos depredadores luego amenazan con exponer el material si la víctima se rehúsa a cumplir con sus demandas. Además, ellos hasta pueden amenazar a las víctimas al afirmar falsamente que ya tienen fotos explícitas que pretenden distribuir —o pueden amenazar con hacerle daño a la víctima, otras personas o cosas que le preocupan a la víctima.

Sextorsionistas graban y preservan conversaciones y videos en su totalidad. Puede que ellos también visiten perfiles públicos en redes sociales para aprender más sobre sus víctimas, examinar sus listas de amigos y obtener otros datos personales que pueden hacerle daño a la reputación de su objetivo.

Cómo puede ayudar a víctimas de sextorsión

Si usted o algún ser querido es una víctima de sextorsión, usted puede ayudar a HSI a detener el hostigamiento y arrestar al delincuente mientras recibe el apoyo que necesita, incluyendo remover las imágenes explícitas en línea, al hacer lo siguiente:

  • Denuncie la sextorsión, antes de que le ocurra a otra persona. Una pista de sextorsión enviada en línea ayudó a HSI a identificar y asistir a 30 víctimas. Si alguien lo amenaza con compartir imágenes explícitas de usted, es posible que también estén amenazando a amigos u otras personas que conozca.
  • Guarde todas las conversaciones, chats o mensajes entre el depredador y la víctima.
  • Niéguese a enviar pagos o más imágenes, lo cual hace que las cosas empeoren.

Agentes especiales de HSI trabajan incansablemente alrededor del mundo con un planteamiento centrado en la víctima para proteger a menores de la explotación. En el año fiscal 2021, HSI arrestó a 3,776 individuos por perpetrar delitos contra menores y rescató o identificó a 1,177 menores víctimas de explotación y abuso sexual.

Dónde recibir ayuda

La sextorsión es ilegal. Si usted o alguien que conoce es una víctima, hay ayuda disponible.

NCMEC es la organización de protección infantil más grande e influyente de la nación, encabezando la lucha para proteger a menores. Esta mantiene una multitud de recursos para niños y quienes los mantienen seguros.

La línea para pistas en línea de NCMEC (CyberTipline.org, en inglés) le ofrece al público y a proveedores de servicios electrónicos la habilidad de denunciar presunta explotación sexual infantil, incluyendo sextorsión e instigación en línea. Luego de que NCMEC complete su evaluación de la pista que reciba, esta crea un informe que hace disponible para las agencias del orden público apropiadas.

A familias con un niño desaparecido o explotado sexualmente, NCMEC les ofrece servicios de apoyo tales como intervención en crisis y referidos de consejería local. Su programa Equipo Esperanza (HOPE, por sus siglas en inglés) conecta a familias con otros que han tenido experiencias similares y pueden ofrecer compasión y enseñarles destrezas para sobrellevar dichas situaciones.

Por otra parte, el programa de ciudadanía y seguridad digital de NCMEC, NetSmartz, es un programa educativo innovador que utiliza juegos, videos animados, planes para lecciones en salones de clase, actividades y mucho más para empoderar a niños a tomar decisiones más seguras en línea. Este programa aborda el problema de la sextorsión de maneras adecuadas para la edad de cada niño, mientras les ofrece a educadores, funcionarios de recursos escolares, consejeros y otros que trabajan con niños videos, guías de discusión y pósters.

Sus mejores defensas contra la sextorsión

El mantener las líneas de comunicación abiertas es la mejor defensa contra la sextorsión. La vergüenza que sienten los niños al ser víctimas de estos esquemas frecuentemente previene que ellos se den a conocer y hablen con un padre, maestro, cuidador o la policía, por lo que un solo delincuente sextorsionista puede tener cientos de víctimas desconocidas alrededor del mundo. Se les exhorta a padres y cuidadores a tener conversaciones con sus niños a temprana edad sobre sus actividades en línea.

Usted puede proteger a sus niños contra la sextorsión al seguir los siguientes consejos:

  • Sea un espacio seguro. Puede que sus niños se sientan avergonzados, pero usted debe tener un diálogo abierto con ellos antes de que sean expuestos a la sextorsión. Déjeles saber que usted está ahí para ellos si algo sucede en el futuro.
  • Considere limitarles el uso de la internet a sus niños o verifique sus teléfonos y otros aparatos al azar o sin aviso previo. Manténgase al tanto de las personas con quienes sus niños se están comunicando; esto puede ser parte de una conversación abierta y continua sobre lo que es (y lo que no es) apropiado en línea. Además, puede valer la pena el considerar una regla sobre prohibir aparatos en sus habitaciones por la noche o apagar el acceso al Wi-Fi tras un cierto periodo de tiempo.
  • Revise los ajustes de privacidad de las redes sociales de su niño. El mantener las cuentas privadas puede prevenir que depredadores obtengan sus datos personales.
  • Mantenga la puerta abierta. Déjeles saber que ellos pueden acercársele y pedirle ayuda —y que el ayudarlos siempre será su prioridad principal. Estos depredadores son poderosos debido al miedo —y sus víctimas sufren aún más consecuencias negativas mientras el delito es llevado a cabo a través de días, semanas y meses. Si usted es el adulto en quien su niño confía con esta información, debe consolarlos, ayudarlos a entender que han sido la víctima de un delito y ayudarlos a denunciar el delito ante la policía.

El ser cuidadoso, estar pendiente y mantenerse educado sobre las estafas en línea puede prevenir la victimización. Con la cantidad de personas que pasan tiempo en la internet aumentando constantemente, ahora es el mejor momento para aprender sobre medidas preventivas y crear conciencia.

Los siguientes consejos también pueden ayudar a preservar la seguridad en línea:

  • No acepte una solicitud de amistad de cualquier persona en línea que no conozca en persona.
  • No ofrezca ningún tipo de información de contacto personal (direcciones de correo electrónico o nombres de usuario) a nadie que no haya conocido en persona.
  • Si alguien que no conoce le pide información de identificación personal, diga que no.
  • Nunca comparta contraseñas con nadie.
  • No utilice contraseñas fáciles de adivinar, tales como nombres de mascotas, cumpleaños o cualquier otro dato que alguien pueda adivinar al revisar sus perfiles en redes sociales.
  • No haga clic en enlaces en correos electrónicos que hayan sido enviados por personas que no conoce; el hacerlo puede comprometer su aparato.
  • Enséñeles a sus adolescentes a denunciar amenazas. Aunque puede que se sientan estresados o avergonzados, hábleles sobre la seguridad en línea y exhórteles a notificarle si han recibido un correo electrónico sospechoso.
  • Tenga cuidado con los aparatos de grabación que traiga a su hogar. Algunos aparatos de baja seguridad (tales como monitores de bebés y cámaras de niñeras) pueden ser explotados fácilmente.
  • Asuma que su cámara web o aparatos de grabación pueden ser activados remotamente. Nunca tenga su teléfono u otro tipo de cámara electrónica apuntando hacia usted mientras se está desvistiendo o si se encuentra en una posición que no desea que sea compartida con el mundo.
  • Cubra su cámara web cuando no la esté usando; si su cámara web no trajo una cubierta de fábrica, utilice un autoadhesivo o cinta adhesiva para cubrirla.
Última actualización: 12/27/2022