Operacion Promesa Robada

Primer aniversario de la Operación Promesa Robada

Un año después de su inicio en abril de 2020, Operación Promesa Robada (OSP, por sus siglas en inglés) ha dado resultados significativos, tanto estadísticamente como en términos del impacto que la iniciativa ha tenido sobre la protección de la salud y seguridad del público estadounidense. La labor de la Oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI, por sus siglas en inglés) ha mantenido a bienes falsificados y deficientes fuera de las cadenas de suministros médicas y de consumo y, a su vez, ha garantizado que violadores rindan cuentas por sus esfuerzos criminales para explotar la pandemia para lucrarse.

HSI también ha trabajado diligentemente para garantizar la integridad de los mercados en línea y sitios web relativos al COVID-19, colaborando con socios del orden público y sector privado para advertirle proactivamente al público sobre estafas y otras actividades fraudulentas. Estos esfuerzos han tenido consecuencias reales sobre consumidores individuales, profesionales médicos, negocios, organizaciones no gubernamentales, instituciones financieras y agencias gubernamentales que delincuentes buscaban victimizar y explotar en el transcurso de la pandemia.

OPERACIÓN PROMESA ROBADA 2.0

La Oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI, por sus siglas en inglés) del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) lanzó la Operación Promesa Robada (OSP, por sus siglas en inglés) en abril de 2020 para proteger a la patria de la amenaza creciente y cambiante presentada por el fraude y otras actividades criminales relativas al COVID-19. Desde el inicio de la operación, HSI ha capitalizado sus autoridades investigativas criminales federales únicas y extensas; sus fuertes capacidades y recursos de análisis de inteligencia; su presencia extensa tanto a nivel doméstico como internacional; y sus alianzas robustas en el orden público y sector privado para encabezar la respuesta investigativa del Gobierno a delitos relacionados con la pandemia.

En los próximos meses, HSI anticipa que una mayor demanda pública por acceso a vacunas y tratamientos conducirá a intentos ilegales de introducir versiones falsificadas de estos artículos a los mercados estadounidenses y globales. En respuesta a esto, HSI ha iniciado la Operación Promesa Robada 2.0, la cual expande el enfoque de OSP para abordar esta amenaza creciente para la salud pública.

Operacion Promesa Robada 1.0: Enfoque - El combatir la importacion y venta ilegal de productos falsificados / deficientes; detectar y disuadir estafas de fraude financiero; y prevenir la explotacion de programas de alivio y estimulo. Operacion Promesa Robada 2.0: Enfoque - El contrarrestar la amenaza nueva y cambiante presentada por la venta y distribucion ilicita de vacunas y tratamientos falsificados o no autorizados.

Cómo protegerse a sí mismo contra el fraude involucrando vacunas y tratamientos falsificados

  • Siempre consulte a un profesional médico licenciado para obtener una vacuna o tratamiento para el COVID-19.
  • No compre vacunas o tratamientos para el COVID-19 por la internet.
  • No compre vacunas o tratamientos para el COVID-19 por medio de una farmacia en línea.
  • Ignore ofertas no solicitadas para vacunas y tratamientos o curas milagrosas.
  • No responda a mensajes de texto, correos electrónicos o llamadas automatizadas sobre vacunas y tratamientos.
  • Sea muy precavido con anuncios publicitarios en redes sociales sobre vacunas y tratamientos.
  • Denuncie cualquier actividad sospechosa involucrando vacunas y tratamientos para el COVID-19 por correo electrónico: COVID19FRAUD@dhs.gov.

Mientras la pandemia persiste, el público debe continuar manteniéndose alerta —y para hacerlo, debe saber cómo RECONOCER y DENUNCIAR posible fraude relacionado al COVID-19. HSI ha iniciado la campaña S.T.O.P. el Fraude del COVID-19 para ofrecer datos, consejos y alertas sobre delitos relacionados con la pandemia y para guiar al público sobre cómo reconocer posibles fraudes, protegerse a sí mismos de estos y denunciarlos a las autoridades.

Haga clic en los enlaces de abajo para aprender más:

RECONOZCA FRAUDE sobre el COVID-19 DENUNCIE FRAUDE sobre el COVID-19

LA ESTRATEGIA DE LA OPERACIÓN PROMESA ROBADA

OSP fue establecida como un plan de acción estratégico que propone un planteamiento múltiple diseñado para proteger a la patria de malhechores que explotan criminalmente la pandemia. El plan está construido alrededor de cuatro pilares centrales, cada uno representando un elemento fundamental del enfoque de HSI para abordar este problema:

 

Como parte de OSP, agentes especiales de HSI han abierto investigaciones a nivel nacional, incautado millones de dólares en ganancias ilícitas, efectuado múltiples arrestos y retirado miles de sitios web fraudulentos. HSI continúa trabajando junto con la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos para incautar envíos de kits de prueba, kits de tratamiento, remedios homeopáticos, supuestos productos antivirales y equipo de protección personal (PPE, por sus siglas en inglés) etiquetados incorrectamente, fraudulentos, no autorizados o prohibidos.

HSI también está trabajando estrechamente con socios policiales y del sector privado para identificar e investigar esquemas de fraude financiero. Mientras estafadores intentan obtener ganancias de la pandemia mediante recaudaciones de fondos fraudulentas para organizaciones benéficas falsas, varias estafas médicas y ventas en línea de medicinas y suministros médicos falsificados, HSI está trabajando diligentemente para detenerlos. En el ciberespacio, HSI continúa aportando sus aptitudes robustas y pericia para dirigirse en contra de y retirar plataformas en línea y sitios de la red oscura que permiten la venta y distribución de materiales ilícitos relacionados al COVID-19, facilitan delitos financieros y victimizan a la gente estadounidense.

Mientras la pandemia en curso a alterado severamente la mayor parte de nuestra vida cotidiana, organizaciones criminales transnacionales continúan acechando a los más vulnerables entre nosotros. HSI está respondiendo a estas amenazas con Operación Promesa Robada para garantizar la salud y seguridad continua del público y la economía estadounidense.

Estadísticas de la Operación

En medio de una pandemia global implacable, donde existe menos y menos en nuestras vidas que es definitivo, la gente estadounidense cuenta con la policía para proteger a los vulnerables y garantizar que cada ciudad y pueblo esté seguro de individuos y organizaciones decididos a infligir aún más sufrimiento. Esta es la razón por la cual los hombres y mujeres de HSI están focalizados en identificar y desarticular estos esquemas de manera rápida y efectiva, permitiéndole al público enfocarse en la salud y seguridad de sus seres queridos.

2,141 INCAUTACIONES RELATIVAS AL COVID-19
Kits de prueba prohibidos de COVID-19 • Fármacos prohibidos • Mascarillas falsificadas y más
277 ARRESTOS PENALES
17 CONDENAS
$52.3+ MILLS. USD EN GANANCIAS ILÍCITAS INCAUTADAS
80.9 MIL DOMINIOS RELATIVOS AL COVID-19 ANALIZADOS
$36.1+ MILLS. INCAUTACIONES POR FRAUDE BAJO LA LEY CARES

Combatiendo el fraude de vacunas contra el COVID-19

Contrarrestando la amenaza nueva y cambiante presentada por vacunas y tratamientos falsificados

SEIZURES
80 INCAUTACIONES
41 CASOS INICIADOS
8 ARRESTOS PENALES
1 PLIEGO ACUSATORIO
32 SITIOS WEB REMOVIDOS
$2.9 MILLS. USD EN GANANCIAS ILÍCITAS INCAUTADAS
 

Última Actualización 05/13/2021 3:30pm

OPERACIÓN PROMESA ROBADA

Enfrentándose a una crisis de salud global sin precedentes, HSI ha continuado sus esfuerzos para avanzar la misión de la agencia. En oficinas de campo a través del país y alrededor del mundo, la fuerza laboral de HSI sigue dedicada a mantener la seguridad ciudadana en momentos en que tal compromiso y sacrificio implica un riesgo aún mayor.

Por ejemplo, en Los Ángeles, California, un hombre británico fue nombrado en una denuncia penal federal el 1 de abril en la cual se le acusa de contrabandear hacia Estados Unidos drogas etiquetadas incorrectamente —supuestamente para ser un tratamiento para aquellos sufriendo del COVID-19. HSI Los Ángeles y la Oficina de Investigaciones Criminales de la Administración de Alimentos y Medicamentos, con la asistencia de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos y el Servicio de Inspección Postal de Estados Unidos, investigaron el caso.

En otra investigación, agentes especiales de HSI arrestaron a un hombre de Georgia a mediados de abril por importar y vender ilegalmente un pesticida no registrado, y enviar por correo un artículo prohibido, como parte de un esquema en línea ofreciendo el producto para la venta por la internet y afirmando, sin fundamento jurídico, que el pesticida ilegal protegería a personas del COVID-19.

Última actualización: 05/13/2021