Bandera de los Estados Unidos
Sitio Web Oficial del Departamento de Seguridad Nacional

Denuncie Crímenes: Llame al 1-866-DHS-2-ICE

mobile search image
Derechos de Propiedad Intelectual
04/01/2020

Compartir

  • Email icon
  • Facebook icon
  • Twitter icon
  • Print icon

Hombre británico acusado de enviar "tratamientos" etiquetados incorrectamente y no aprobados para pacientes sufriendo del COVID-19

Hombre británico acusado de enviar "tratamientos" etiquetados incorrectamente y no aprobados para pacientes sufriendo del COVID-19
Hombre británico acusado de enviar "tratamientos" etiquetados incorrectamente y no aprobados para pacientes sufriendo del COVID-19

LOS ÁNGELES — Un hombre británico fue nombrado hoy en una denuncia penal federal que lo acusa de contrabandear hacia Estados Unidos medicamentos etiquetados incorrectamente —supuestamente para ser un tratamiento para aquellos sufriendo del COVID-19, la enfermedad causada por el coronavirus nuevo.

Frank Richard Ludlow, 59, de West Sussex, Reino Unido, fue acusado de un cargo de introducir medicamentos etiquetados incorrectamente al comercio interestatal, un delito grave que conlleva una pena máxima estipulada por ley de tres años en prisión federal.

Este caso fue investigado conjuntamente por la Oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI, por sus siglas en inglés) del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) de Los Ángeles y la Oficina de Investigaciones Criminales de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés), con la asistencia de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos y el Servicio de Inspección Postal de Estados Unidos.

Según una declaración jurada presentada con la denuncia, comenzando el 1 de marzo, mientras la crisis global de salud del coronavirus empeoraba, Ludlow reempaquetó kits preexistentes del "Trinity Remedy" (remedio Trinity) como kits "Trinity COVID-19 SARS Antipathogenic Treatment" (tratamiento antipatogénico Trinity para el SARS COVID-19), aunque los kits no habían sido aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos para tratar el COVID-19 —ni para ningún otro uso.

Cada autoridad importante de salud ha advertido que no existe un tratamiento antiviral específico para el COVID-19 y ninguna vacuna para prevenir la infección del coronavirus. Medicamentos nuevos no pueden ser introducidos o entregados para ser introducidos al comercio interestatal de manera legal sin autorización previa de la FDA.

"Vendedores ambulantes que pregonan 'tratamientos' para esta enfermedad mortal ponen las vidas de los consumidores en peligro al promover medicamentos no aprobados", dijo Nick Hanna, fiscal federal para el distrito central de California. "Estamos investigando agresivamente todo tipo de actividad criminal asociada con la emergencia de salud actual —y cualquiera intentando engañar al público durante este periodo enfrentará penalidades severas".

"Los medicamentos y aparatos médicos son regulados estrictamente con el fin de proteger al consumidor estadounidense", dijo David A. Prince, agente especial encargado de HSI Los Ángeles. "Individuos que eluden esas regulaciones posiblemente exponen a pacientes a productos no seguros que pueden causar un daño serio. HSI continuará dirigiéndose contra aquellos cuyas acciones ponen a la salud y la seguridad de nuestros ciudadanos en peligro".

Ludlow, quien no es un doctor, presuntamente contrabandeó los kits desde el Reino Unido hacia Estados Unidos al enviarles paquetes etiquetados incorrectamente que contenían los kits a individuos en California y Utah. La relación de negocios de Ludlow con su conexión de Utah se remonta a mayo de 2017, cuando él le vendió a ella "Trinity Remedy", una "cura milagrosa" para sus problemas médicos severos, según la declaración jurada.

Esta "cura" —luego renombrada como "Trinity Mind, Body & Soul" (mente, cuerpo y alma Trinity)— presuntamente contenía vitamina C, una mezcla de enzimas, tiocianato de potasio y peróxido de hidrógeno. Se les instruía a los consumidores a añadir 18 onzas de agua, decir una oración, tomarse la mitad de la solución, tomar un probiótico con polen de abeja y luego ingerir el resto de la solución, según la declaración jurada.

Entre mayo de 2017 y marzo de 2020, Ludlow le vendió a su conexión de Utah entre 300 a 400 de estos "tratamientos" por $50 por kit, muchos de los cuales ella regaló, pero algunos de los cuales ella vendió hasta por $200, según la declaración jurada.

"La FDA está monitoreando activa y agresivamente productos no comprobados —incluyendo aquellos intentando ser importados al país— como parte de nuestros esfuerzos continuos para proteger a los estadounidenses durante esta pandemia. Reclamos de salud, pruebas y productos médicos no comprobados puede presentar riesgos de salud serios y pueden evitar que personas busquen cuidado o retrasen tratamiento médico necesario", dijo Catherine A. Hermsen, comisionada auxiliar de investigaciones criminales, Oficina de Investigaciones Criminales de la FDA. "La FDA continuará tomando acciones apropiadas para proteger a los consumidores de malos actores que se aprovechan de una pandemia para aumentar sus ganancias mientras ponen en peligro la salud pública".

En febrero o marzo de 2020, Ludlow comenzó a vender kits llamados "Trinity COVID-19 SARS Antipathogenic Treatment" (tratamiento antipatogénico Trinity para el SARS COVID-19), y estos kits tenían los mismos ingredientes que "Trinity Mind, Body & Soul" (mente, cuerpo y alma Trinity), según documentos del tribunal. Ludlow presuntamente envió los kits desde el Reino Unido hacia Ogden, Utah y al hogar del novio de la mujer de Utah en Forestville, California. Ludlow presuntamente también envió kits al hogar de los padres de su conexión de Utah en Draper, Utah. La policía federal interceptó los kits antes de que llegaran a sus destinos previstos.

El 23 de marzo, la policía británica arrestó a Ludlow y lo acusó de violar leyes de medicamentos. Él permanece bajo custodia en el Reino Unido.

Este caso está siendo procesado por la Sección de Delitos Ambientales y Seguridad Comunitaria de la Fiscalía Federal para el Distrito Central de California.

Compartir

  • Email icon
  • Facebook icon
  • Twitter icon
  • Print icon
Última Revisión/Actualización: 04/03/2020