Ir al contenido principal

Un sitio web oficial del Gobierno de Estados Unidos

Marzo 3, 2021Las Vegas, NV, Estados UnidosPandillas Transnacionales, Detención y Deportación

Autoridades del orden público en Las Vegas arrestan a pandillero salvadoreño de la MS-13 buscado en su país de origen por asesinato con agravante

LAS VEGAS, Nevada — Un nacional salvadoreño presente ilegalmente en el país, quien está siendo buscado por autoridades del orden público en El Salvador por cargos de participación en pandillas relativos a cargos de terrorismo y asesinato con agravante, fue arrestado el 3 de marzo por oficiales y agentes con la Oficina de Detención y Deportación (ERO, por sus siglas en inglés), la Oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI, por sus siglas en inglés) y el equipo de trabajo contra pandillas violentas Operación Escudo Comunitario —el cual está compuesto por HSI Las Vegas y el Departamento de Policía Metropolitana de Las Vegas— del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés).

Noé Victelio Rivera Batres —conocido como “Colocho”, de 50 años— es un conocido o presunto miembro de la organización callejera criminal transnacional conocida como La Mara Salvatrucha o la "MS-13". Rivera ingresó ilegalmente a Estados Unidos en junio de 2018 cerca de McAllen, Texas, y la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos le emitió un aviso y orden de remoción expedita el 12 de junio de 2018. El Tribunal Federal de Distrito, Distrito Sur de Texas, División de McAllen, condenó a Rivera por ingreso ilegal y lo sentenció al tiempo de prisión cumplido. Él fue entregado posteriormente a la custodia de ICE y fue puesto en libertad bajo fianza ese mismo día.

El 11 de marzo de 2019, el Juzgado Especializado, ciudad de San Miguel, El Salvador, emitió una orden de arresto contra Rivera por membresía a organizaciones terroristas y asesinato con agravante; luego, el 15 de mayo de 2019, INTERPOL emitió una Alerta Roja contra Rivera por los mismos cargos. Según la Alerta Roja, Rivera participó en un asesinato el 31 de octubre de 2015, el cual ocurrió en un cementerio en Ozatlán, El Salvador. Si es encontrado culpable, él enfrenta hasta 50 años en prisión.

Tras descubrir la Alerta Roja de INTERPOL, ERO redeterminó su custodia el 5 de enero, lo cual requirió que Rivera se entregase a ICE el 10 de febrero. Rivera no se presentó a sí mismo ante las autoridades —y fue arrestado el 3 de marzo en su residencia en Las Vegas. La Alerta Roja de INTERPOL por membresía a organizaciones terroristas y asesinato con agravante sigue activa.

"Las alegaciones en este caso son extremadamente perturbadoras", dijo Caridad Cephas-Kimbrough, directora interina para la oficina de campo de ERO en Nevada, Utah, Montana y Idaho. "Pero es alentador el saber que este individuo ahora tendrá que responder por sus delitos. Por su parte, ERO continuará focalizando recursos y realizando su misión de orden público en casos que son una amenaza para la seguridad nacional, fronteriza y pública. ICE/ERO efectuará acciones policiales de conformidad con directrices actuales y mantendrá un alto nivel de seguridad en nuestras comunidades y país. Esto incluye trabajar estrechamente con nuestros socios del orden público extranjeros para promover la seguridad pública y hacer que delincuentes peligrosos rindan cuentas por sus acciones —sin importar dónde ellos cometan sus delitos".

"HSI permanece comprometida con identificar, investigar y arrestar a individuos que presentan una amenaza de seguridad pública seria para nuestras comunidades", dijo Francisco Burrola, agente especial encargado para el despacho de HSI Las Vegas. "Al trabajar junto con nuestros socios del orden público, garantizaremos que estos individuos que se están escondiendo de su país de origen no encuentren refugio aquí".

Rivera permanecerá bajo la custodia de ICE hasta la conclusión de sus procedimientos de remoción.

Arrestos de alto perfil incluyen a aquellos que están siendo buscados por delitos serios en otro país, tales como asesinato, violación, abuso sexual de un menor, delitos relacionados con las drogas, contrabando humano, fraude o robo. Otros incluyen personas que son amenazas para la seguridad nacional, tales como presuntos terroristas, aquellos involucrados en delitos de proliferación de armas o quienes se encuentran en la lista de vigilancia de terroristas y/o lista de exclusión aérea, junto con violadores de los derechos humanos o crímenes de guerra.

ICE se focaliza en remover amenazas para la seguridad pública, tales como extranjeros delincuentes condenados y pandilleros, como también individuos que han violado las leyes de inmigración de nuestra nación, incluyendo aquellos que han reingresado ilegalmente al país luego de ser removidos y fugitivos de inmigración que han sido ordenados a ser removidos por jueces federales de inmigración.

Se les urge a miembros del público que tengan información sobre fugitivos extranjeros a contactar a ICE llamando a la línea para pistas de ICE al 1 (866) 347-2423 o internacionalmente al 001-1802-872-6199. También pueden enviar pistas en línea completando el formulario para pistas en línea de ICE.

Personas procesadas para remoción reciben su debido proceso de ley por jueces federales de inmigración en tribunales de inmigración, los cuales son administrados por la Oficina Ejecutiva para la Revisión de Casos de Inmigración (EOIR, por sus siglas en inglés). EOIR es una agencia dentro del Departamento de Justicia de EE. UU. y es un organismo separado del Departamento de Seguridad Nacional de EE. UU. y de ICE. Los jueces de inmigración en estos tribunales toman decisiones basadas en los méritos de cada caso individual. Oficiales de ICE ponen en práctica las decisiones de remoción hechas por los jueces federales de inmigración.

Última actualización: 03/19/2021