Bandera de los Estados Unidos
Sitio Web Oficial del Departamento de Seguridad Nacional

Denuncie Crímenes: Llame al 1-866-DHS-2-ICE

mobile search image
Nota Destacada
Contrabando Humano/Trata
08/02/2018

Compartir

  • Email icon
  • Facebook icon
  • Twitter icon
  • Print icon

Hombre de Fort Worth condenado a cadena perpetua en prisión por traficar sexualmente a niñas

FORT WORTH, Texas — Un hombre de Fort Worth fue condenado el lunes a cadena perpetua en prisión federal, anunció Erin Nealy Cox, fiscal federal para el distrito norte de Texas.

Este caso fue investigado por la Oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI, por sus siglas en inglés) del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) y los departamentos de policía de Fort Worth, Tyler y Arlington en Texas.

Tras un juicio de cuatro días en abril de 2018, Demarcus Davis, conocido como “Zigg”, 26, de Fort Worth, Texas y sus co-conspiradores, Herman Sanders, conocido como “Pooh”, 29 y Pierre Lagrone, conocido como “P” o “Pedro”, 34, fueron encontrados culpables por su participación en una conspiración para traficar sexualmente a niñas menores de edad. Lagrone y Sanders fueron condenados previamente por el Juez O’Connor a cadena perpetua y 420 meses en prisión federal, respectivamente.

Anteriormente en este caso, el coacusado Bruce Davis, conocido como “Wheatie”, se declaró culpable de obstrucción de la ley. Davis amenazó con hacerle daño a Jane Doe 2, miembros de su familia y su bebé de un año. Davis pensaba que Jane Doe 2 estaba cooperando con la policía en los enjuiciamientos de Demarcus y Kentrell Davis. Davis fue condenado en mayo de 2018 por el juez federal de distrito Reed C. O’Connor a 64 meses en prisión federal.

Según la evidencia presentada en juicio, Lagrone y Davis eran proxenetas violentos que reclutaban, controlaban y obtenían ganancias de víctimas menores de edad mediante actos sexuales comerciales. Lagrone y Davis también promocionaron a víctimas menores de edad para actos sexuales comerciales. Los acusados se comunicaban con clientes potenciales, recolectaban ganancias y pagaban por habitaciones en moteles y suministros. Ellos se quedaban con casi todas, si no todas, las ganancias de los actos sexuales comerciales, sólo proporcionándoles comida, albergue y, ocasionalmente, ropa a las víctimas menores de edad. Sanders conspiró con y asistió a Lagrone en este tráfico sexual.

Los fiscales federales auxiliares P.J. Meitl y Nicole Dana, distrito norte de Texas, estuvieron a cargo del enjuiciamiento.

Compartir

  • Email icon
  • Facebook icon
  • Twitter icon
  • Print icon
Última Revisión/Actualización: 10/16/2018