Ir al contenido principal

Un sitio web oficial del Gobierno de Estados Unidos

Diciembre 21, 2020Washington, DC, Estados UnidosDetención y Deportación

ICE anuncia los últimos resultados de la Operación Promesa Incumplida, dirigida contra extranjeros que no partieron voluntariamente de EE. UU.

WASHINGTON – El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) anunció el lunes los últimos resultados de un esfuerzo policial nacional continuo llamado "Operación Promesa Incumplida", teniendo como objetivo el arresto y remoción de extranjeros que prometieron partir voluntariamente del país —en vez de enfrentar una deportación formal— pero nunca lo hicieron.

Desde el lunes 7 de diciembre hasta el martes 17 de diciembre, oficiales de la Oficina de Detención y Deportación (ERO, por sus siglas en inglés) de ICE arrestaron a más de 150 individuos, incluyendo 117 que no partieron del país luego de que se les otorgase partida voluntaria. Alrededor del 71% de aquellos arrestados también tenían condenas o cargos penales pendientes.

“Nuestros oficiales están comprometidos con preservar la integridad de las leyes migratorias de nuestra nación y están fortaleciendo la protección, seguridad y el bienestar general de nuestras comunidades", dijo el alto funcionario ejerciendo las funciones del director de ICE, Tony H. Pham.

El 19 de noviembre, ICE anunció el arresto de más de 150 individuos que no partieron del país luego de que se les otorgase partida voluntaria entre el 2 y 17 de noviembre.

Partida voluntaria es solicitada típicamente por el extranjero y otorgada por un juez de inmigración, por la cual se le otorga al extranjero alrededor de 60 a 120 días para organizar su propia partida —en vez de enfrentar una deportación formal y las barreras para reingresar que esta conlleva. Partidas voluntarias benefician a los contribuyentes estadounidenses al reducir los costos de las deportaciones.

Cuando un extranjero no parte del país según el acuerdo, él/ella pasa a ser sujeto de una orden final de remoción —la cual es efectuada como una deportación formal por ICE. Además de la barrera sobre readmisión, un reingreso ilegal tras una deportación formal es un delito grave punible con hasta 20 años en prisión.

ICE no exime a ciertas clases o categorías de extranjeros removibles de la posible aplicación de leyes. Todos aquellos en violación de las leyes de inmigración pueden estar sujetos a arresto, detención y, si son encontrados removibles por una orden final, remoción de Estados Unidos. ICE toma en cuenta muchos factores en la identificación de objetivos para arresto, incluyendo sus antecedentes penales y migratorios.

Todos los días, como parte de operaciones de rutina, ICE se dirige en contra de y arresta a extranjeros que cometen delitos, además de otros individuos que han violado las leyes migratorias de nuestra nación. Mientras seguimos siendo conscientes de la pandemia actual, ICE continuará llevando a cabo su misión crítica de seguridad pública y aplicación de medidas de control migratorio, además de tomar pasos para reducir los riesgos relativos al COVID-19 para los oficiales, los extranjeros y el público.

Última actualización: 12/28/2020