Skip to main content
U.S. flag

Un sitio web oficial del Gobierno de Estados Unidos

Febrero 20, 2021Washington, DCEstados UnidosVioladores de Derechos Humanos

ICE remueve a guardia de campo de concentración nazi de la Segunda Guerra Mundial a Alemania

WASHINGTON – La Oficina de Detención y Deportación (ERO, por sus siglas en inglés) del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) removió a un antiguo guardia de campo de concentración nazi de 95 años a Alemania el viernes.

Friedrich Karl Berger, un ciudadano alemán, participó en persecución auspiciada por los nazis mientras servía como un guardia armado de prisioneros de campo de concentración en el sistema de campos de concentración de Neuengamme (Neuengamme) en 1945. Él fue ordenado a ser removido de Estados Unidos en febrero de 2020.

Berger fue investigado y enjuiciado por la Sección de los Derechos Humanos y Enjuiciamientos Especiales del Departamento de Justicia, la Oficina del Asesor Jurídico Principal (Memphis, Tennessee), el Centro contra Violadores de los Derechos Humanos y Crímenes de Guerra y el despacho de campo en Knoxville, Tennessee de la Oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional de ICE.

“Estamos comprometidos con garantizar que Estados Unidos no sirva como un refugio seguro para violadores de los derechos humanos y criminales de guerra", dijo el director interino de ICE Tae Johnson. “Nunca dejaremos de buscar a aquellos que persiguen a otros. Este caso ejemplifica la dedicación firme tanto de ICE como del Departamento de Justicia para que se haga justicia y buscar incesantemente a aquellos que participaron en una de las atrocidades más grandes de la historia, sin importar cuánto tiempo tome”

“La remoción de Berger demuestra el compromiso del Departamento de Justicia y sus socios del orden público con garantizar que Estados Unidos no sea un refugio seguro para aquellos que han participado en crímenes de lesa humanidad nazis y otros abusos de los derechos humanos”, dijo el fiscal general interino Monty Wilkinson. “El departamento organizó evidencia que nuestra Sección de los Derechos Humanos y Enjuiciamientos Especiales encontró en los archivos aquí y en Europa, incluyendo registros del juicio histórico en Nuremberg de los antiguos líderes más notorios del régimen derrotado nazi. En este año el cual marca el 75º aniversario de las condenas de Nuremberg, este caso demuestra que aún el paso de muchas décadas no disuadirá al departamento de velar que se haga justicia en nombre de las víctimas de crímenes nazis”.

En noviembre de 2020, la Junta de Apelaciones de Casos de Inmigración confirmó la decisión de un juez de inmigración de Memphis, Tennessee, del 28 de febrero de 2020 encontrando a Berger removible bajo la Enmienda Holtzman de 1978 de la Ley de Inmigración y Nacionalidad debido a que su “servicio voluntario como un guardia armado de prisioneros en un campo de concentración donde ocurrió persecución” constituyó asistencia en persecución auspiciada por los nazis. El tribunal encontró que Berger sirvió en un subcampo de Neuengamme cerca de Meppen, Alemania, y que los prisioneros allí incluyeron “judíos, polacos, rusos, daneses, holandeses, letones, franceses, italianos y opositores políticos” de los nazis. Los grupos más grandes de prisioneros fueron civiles rusos, holandeses y polacos.

Tras un juicio de dos días en febrero de 2020, el juez presidente emitió una opinión encontrando que los prisioneros de Meppen fueron detenidos durante el invierno de 1945 bajo condiciones “atroces” y fueron explotados para trabajo forzoso en el exterior, trabajando “hasta el agotamiento y muerte”. Además, el tribunal encontró —y Berger admitió— que él vigiló a prisioneros para prevenir que ellos se escapasen durante sus días de trabajo desde el amanecer hasta el atardecer, de camino a sus lugares de trabajo y de regreso en la noche al subcampo manejado por las SS.

A finales de marzo de 1945, mientras fuerzas aliadas británicas y canadienses avanzaban, los nazis abandonaron Meppen. El tribunal encontró que Berger ayudó a vigilar a los prisioneros durante su evacuación forzosa al campo principal de Neuengamme —un viaje de casi dos semanas bajo condiciones inhumanas, el cual cobró la vida de algunos 70 prisioneros. La decisión también citó la confesión de Berger de que él nunca solicitó traslado de servicio de guardia de campo de concentración y que él continúa recibiendo una pensión de Alemania basada en su empleo en Alemania, “incluyendo su servicio en tiempo de guerra”.

En 1946, autoridades de ocupación británicas en Alemania acusaron al SS Obersturmführer Hans Griem, quien había dirigido los subcampos Meppen, y otro personal de Meppen de crímenes de guerra por su “maltrato y asesinato de nacionales aliados”. A pesar de que Griem escapó antes del juicio, el tribunal británico enjuició y condenó al resto de los acusados por crímenes de guerra en 1947.

El juicio y la apelación del caso de remoción fueron manejados por los abogados de la Sección de los Derechos Humanos y Enjuiciamientos Especiales (HRSP, por sus siglas en inglés) del Departamento de Justicia (DOJ, por sus siglas en inglés) y la Oficina del Asesor Jurídico Principal (Memphis), ICE Nueva Orleans. La Oficina de Litigios de Inmigración (OIL, por sus siglas en inglés) del DOJ participó en la litigación de la apelación de Berger.

La investigación fue iniciada por la HRSP y fue realizada en colaboración con el despacho de Nashville de ICE HSI.

El fiscal general interino Monty Wilkinson expresó su agradecimiento por la asistencia ofrecida por la FBI, nuestros colegas alemanes y el Museo Conmemorativo del Holocausto de EE. UU.

Desde la creación en 1979 del programa del Departamento de Justicia para detectar, investigar y remover a perseguidores nazis, este ha ganado casos contra 109 individuos. A través de los pasados 30 años, el Departamento de Justicia ha ganado más casos contra personas que participaron en persecución nazi que las autoridades del orden público de todos los otros países en el mundo combinadas. El caso de la HRSP contra Berger fue parte de sus esfuerzos continuos para identificar, investigar y enjuiciar a individuos que participaron en genocidio, tortura, crímenes de guerra, reclutamiento o uso de niños soldado, mutilación genital femenina y otras violaciones serias contra los derechos humanos. Los abogados de la HRSP enjuiciaron el primer caso de tortura presentado en Estados Unidos y han enjuiciado exitosamente casos penales contra perpetradores de violaciones contra los derechos humanos cometidas en Guatemala, Etiopía, Liberia, Cuba, la antigua Yugoslavia, entre otros. Presionar entrar

Esta remoción fue apoyada por el Centro contra Violadores de los Derechos Humanos y Crímenes de Guerra de ICE (HRVWCC, por sus siglas en inglés). El HRVWCC está compuesto por la Unidad contra Violadores de los Derechos Humanos y Crímenes de Guerra de ICE HSI, la Sección de Derecho de los Derechos Humanos de ICE, la Unidad de Derechos Humanos Internacionales de la FBI y la HRSP. Fundado en 2009, el HRVWCC dedica mayores esfuerzos del Gobierno a la identificación, el rastreo y el enjuiciamiento de violadores de los derechos humanos en Estados Unidos, incluyendo aquellos que se conoce o presume han participado en persecución, crímenes de guerra, genocidio, tortura, asesinatos extrajudiciales, mutilación genital femenina y el uso o reclutamiento de niños soldado. El HRVWCC aprovecha la experiencia de un grupo selecto de agentes, abogados, especialistas en inteligencia e investigación, historiadores y analistas que dirigen, de una manera más amplia, los esfuerzos policiales del Gobierno contra estos delincuentes.

Desde 2003, ICE ha arrestado a más de 460 individuos por violaciones relacionadas con los derechos humanos bajo varios estatutos penales y/o migratorios. Durante ese mismo período, ICE obtuvo órdenes de deportación en contra de y removió físicamente a 1,064 conocidos o presuntos violadores de los derechos humanos de Estados Unidos. Además, ICE ha facilitado la partida de otros 172 tales individuos de Estados Unidos.

Actualmente, ICE HSI tiene más de 155 investigaciones activas sobre presuntos violadores de los derechos humanos y continúa dándole seguimiento a más de 1,675 pistas y casos de remoción involucrando a violadores de los derechos humanos de 95 países diferentes. Desde 2003, el HRVWCC ha emitido más de 77,000 órdenes de vigilancia contra individuos procedentes de más de 110 países e impedido que más de 333 violadores de los derechos humanos y sospechosos de haber cometido crímenes de guerra ingresaran a Estados Unidos.

Se les urge a miembros del público que tengan información sobre nacionales extranjeros que se sospecha han participado en violaciones de los derechos humanos o crímenes de guerra que contacten a la línea para pistas de ICE al: 1-866-DHS-2423 (1-866-347-2423). Personas que llamen pueden permanecer anónimas. Para aprender más sobre la asistencia disponible para víctimas en estos casos, el público debe llamar al número confidencial y gratuito de ICE para víctimas/testigos al 1-866-872-4973.

Última actualización: 02/22/2021