Bandera de los Estados Unidos
Sitio Web Oficial del Departamento de Seguridad Nacional

Denuncie Crímenes: Llame al 1-866-DHS-2-ICE

mobile search image
Nota Destacada
Cumplimiento de Leyes de Inmigración en los Lugares de Trabajo
11/03/2017

Compartir

  • Email icon
  • Facebook icon
  • Twitter icon
  • Print icon

Restaurador de Massachusetts recibe pena por múltiples esquemas de fraude

BOSTON – Un dueño de restaurantes condenado recibió su pena el miércoles en un tribunal federal en Boston por cometer fraude de impuestos y seguros involucrando a 11 restaurantes en el área de Boston, además de cometer fraude de visas e inmigración. La pena es producto de una investigación multiagencial, la cual incluyó a la Oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI, por sus siglas en inglés) del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés).

Hazrat Khalid Khan, 58, un nacional pakistaní residiendo en Middletown, Nueva York, recibió una pena de 30 meses de prisión y un año de libertad supervisada, además de ser sujeto a procedimientos de deportación una vez complete su pena. Khan también fue ordenado a pagar una restitución de $2,343,155 al Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés) y $27,863 a dos compañías de seguros que él defraudó.

En abril de 2017, Khan se declaró culpable de conspirar para defraudar al IRS, de no recaudar ni pagar impuestos, de cometer fraude postal, hacer declaraciones falsas en una aplicación de naturalización y de cometer fraude de visas. La pena resuelve dos casos federales en el distrito de Massachusetts y uno traído al distrito sur de Nueva York. El paradero de dos de los coacusados de Khan, Khursed Iqbal y Rahman Zeb, también nacionales pakistaníes, sigue siendo desconocido.

Khan era el dueño parcial de 11 restaurantes de pollo frito para llevar en el área metropolitana de Boston, incluyendo Roxbury, Chelsea y Mattapan. Como parte de un esquema de fraude de impuestos que se extendió durante años, Khan y sus cómplices en la conspiración –generalmente los gerentes de dichos restaurantes– defraudaron al Gobierno y evadieron el pago de impuestos sobre nóminas e ingresos debidos por las tiendas. Ellos les pagaron a sus empleados en efectivo y les proporcionaron información falsa sobre los ingresos y nóminas de los restaurantes a preparadores de impuestos, y por tanto, causaron que los preparadores de impuestos presentaran declaraciones de impuestos falsas.

Ley federal requiere que empleadores retengan impuestos sobre nóminas, los cuales incluyen impuestos para el Seguro Social y Medicare, y luego efectuar dichos pagos al IRS. Para evitar pagar impuestos, Khan y varios coautores de la conspiración reportaron al IRS un número falso de empleados en sus tiendas, algunos de los cuales eran trabajadores indocumentados, además de cifras falsas de los salarios que les pagaban. Ellos tampoco presentaron formularios W-2s mostrando los sueldos pagados a empleados y describieron falsamente sus ventas, ganancias totales, remuneraciones de ejecutivos, ingresos sujetos a impuestos, salarios y sueldos. Khan y sus cómplices en la conspiración tampoco retuvieron impuestos sobre nóminas para pagarlos al IRS, resultando en aproximadamente $2.3 millones de impuestos federales sobre nóminas e ingresos impagados durante un periodo de cinco años.

Khan también declaró una cantidad de sueldos por debajo de la correcta a proveedores de seguros de indemnización por accidentes para los 11 restaurantes que él y los coautores de su conspiración controlaban, de ese modo defraudando a aseguradores. Finalmente, Khan hizo declaraciones falsas repetidamente para obtener beneficios migratorios. Específicamente, en dos ocasiones –la primera en conexión con obtener estatus de residente permanente legal y nuevamente al solicitar para naturalizarse como ciudadano de Estados Unidos– Khan falsamente negó que él había sido arrestado o condenado de un crimen previamente, cuando de hecho, Khan había sido condenado previamente en un tribunal federal por contrabando de extranjeros indocumentados.

El fiscal federal interino William D. Weinreb; Joel P. Garland, agente especial encargado de Investigaciones Penales del Servicio de Impuestos Internos en Boston; Michael Shea, agente especial encargado interino de HSI en Boston y el Comisionado de la Policía de Boston William Evans hicieron el anuncio. Este caso fue investigado con la cooperación de la Oficina contra Fraude de Seguros de Massachusetts.

Compartir

  • Email icon
  • Facebook icon
  • Twitter icon
  • Print icon
Última Revisión/Actualización: 11/28/2017